Importancia de definir los valores de una organización

Una empresa es mucho más que implementar una estrategia de negocios o planear la logística de una operación: es crear una cultura sólida con una misión, visión y valores claros.

Como uno de los líderes empresariales más importantes en México, Jack Landsmanas reconoce la importancia de construir la cultura de una organización y sabe bien cómo hacerlo para lograr que los colaboradores se sientan parte de ella y alcanzar los resultados deseados para el negocio.

Jack Landsmanas: importancia de definir los valores de una organización

Quizá muchos directores o gerentes se pregunten por qué es tan relevante contar con valores determinados y de qué manera esto puede beneficiar el desempeño de la compañía.

Hay cuatro razones principales:

1. Definen la identidad. Los valores y la cultura son los dos factores que determinan el carácter de una organización y la diferencian de las demás empresas, dándole una fuerte ventaja competitiva.

2. Motivan al equipo de trabajo. Cuando los empleados conocen y viven los valores de la empresa donde trabajan mejoran su autoestima y rendimiento. Percibir y comprobar que su participación dentro de la compañía tiene un efecto directo, los hace sentir parte de una misión más grande.

jack landsmanas, valores de una organizacion, jack landsmanas negocios, corporativo kosmos operaciones, corporativo kosmos dueños, cultura organizacional
Todas las empresas necesitan tener una cultura con valores definidos.

3. Muestran compromiso. Una de las características que definen a Jack Landsmanas es su compromiso con el bienestar económico, social y ambiental de México.

Al igual que Corporativo Kosmos, los valores fundamentales de una organización deben reflejar el compromiso que, a cambio, tiene con su grupos de interés, la sociedad y la región donde opera.

4. Guían la toma de decisiones. La cultura representa los comportamientos que hay al interior de un corporativo, por ello, influye al momento de tomar decisiones que impactarán los resultados a obtenerse.

Indudablemente, construir una cultura y precisar los valores de una compañía son pasos que no deben saltarse; sin embargo, la verdadera cuestión es cómo empezar a hacerlo.

Existen varias metodologías para que una organización comience a formar su cultura, pero la mejor manera de empezar es delimitar los objetivos y los resultados que se quieren alcanzar en el año; a partir de allí, se puede diseñar la cultura corporativa que se necesita para llegar a esos logros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *